INSTALACIÓN GEOTERMICA

La Energía de la Tierra​

INSTALACIÓN DE SISTEMAS GEOTÉRMICOS

En comparación con las temperaturas ambiente existentes en la superficie terrestre, las del subsuelo varían muy poco durante el año o según la posición geográfica. Unos pocos metros por debajo de la superficie, la temperatura del suelo oscila entre 10 y 21°C, según la región. Excavando más profundo, la temperatura aumenta entre 20 y 40 ºC por km, alcanzando el núcleo de la Tierra, que se acerca a los 5000 °C. De hecho, pensar en cómo habitamos una esfera que orbita el espacio con un centro resplandeciente puede resultar angustiante para algunos. 


Sin embargo, puede ser útil saber que usar la energía de formación de la Tierra para generar electricidad, acs (agua caliente sanitaria), climatización es una forma sostenible y eficiente que ya es común en algunos países. Al mismo tiempo, también podemos aprovechar la temperatura suave que se encuentra a pocos metros bajo tierra para climatizar viviendas, edificios, industrias, ya sea en climas cálidos o fríos.

Sistema Geotérmico

Ventajas de instalar un sistema geotérmico

El subsuelo se convierte en nuestra principal fuente de energía y esta energía es totalmente gratuita, con lo que los ahorros económicos obtenidos en nuestras facturas cada mes son muy importantes.
Con una Calefacción Geotérmica podemos lograr una reducción de costes de calefacción que oscilan entre el 70 y 80% si lo comparamos con sistemas de calefacción como los emisores termoeléctricos (radiadores eléctricos convencionales) o calderas de gasoil.

Autónomo, sin necesidad de ningún tipo de apoyo
Con solo una instalación podemos obtener calefacción en invierno, refrigeración en verano, producción de agua caliente, climatización de una piscina, etc.
La geotermia es un sistema completo e integral de climatización que no necesita apoyo de ningún tipo de sistema adicional, ni siquiera es necesaria la instalación de placas solares.

Renovable
La geotermia aprovecha la temperatura media del terreno en la península ibérica que oscila entre 13º y 18º centígrados, y se mantiene prácticamente constante durante todo el año, con lo cual nos brinda la gran oportunidad de utilizar una fuente de calor constante durante todo el año, e inagotable.

Sin contaminar
Y lo que es más importante, sin gas, sin gasóleo, sin sustancias peligrosas, sin malos olores, contaminación o incluso explosiones causadas por posibles fugas.


Costes mínimos
La tecnología que utilizan las bombas de calor geotérmicas está basada en la de una máquina frigorífica, con lo cual el mantenimiento que requiere es mínimo.
Es más, el usuario no tiene que hacer nada más que subir o bajar la temperatura en función de sus necesidades de confort térmico.

Libre de emisiones de CO2
Las bombas de calor geotérmicas minimizan significativamente las emisiones de CO2 en comparación con las tecnologías tradicionales, ya que su tecnología no está basada en la combustión.

El subsuelo se convierte en nuestra principal fuente de energía

INSTALACIÓN GEOTÉRMICA

Para las instalaciones geotérmicas, lo más recomendable sería el suelo radiante y solo si no fuese posible o si se desease generar también frio en verano instalaríamos fancoils o radiadores de baja temperatura, cuanto más baja sea la temperatura de funcionamiento del agua que circula por el circuito de calefacción, mayor será el rendimiento anual y menor gasto tendremos.
Dependiendo del tipo de instalación y del modelo de bomba que se instale es posible hacer estas instalaciones en una sala de máquinas.
Las salas de bombas geotérmicas no generan olores y prácticamente no producen ruidos ni vibraciones.
Cuanto más profundo es el pozo más temperatura se alcanza, aunque de lo que se trata es de llegar al punto donde la temperatura del terreno es estable durante todo el año (a unos 15 metros aproximadamente) y de tener muchos metros de tubería en contacto con el suelo.
La instalación horizontal tiene peor rendimiento y deja condicionado el terreno. Solo si no queda otro remedio utilizaremos el campo de trabajo horizontal. En el 95% de los terrenos se puede realizar la perforación vertical sin problemas.
Una instalación geotérmica es suficiente para garantizar el suministro del 100% de las necesidades de agua caliente y calefacción en una vivienda, siempre y cuando se calculen bien las necesidades de la vivienda. Las instalaciones geotérmicas no necesitan por lo tanto de ningún tipo de sistema auxiliar de apoyo.