INSTALACIÓN DE RADIADORES

Servicio de instalación de calefacción por radiadores, Bitubular, Monotubular, Suelo Radiante

INSTALACIÓN DE CALEFACIÓN POR RADIADORES

Este sistema de calefacción por agua es el más común en viviendas. El funcionamiento de un radiador de agua es sencillo, mediante un generador (caldera, energía renovable o aerotermia), el agua se calienta y circula por el interior de los radiadores, entrando en contacto entre si adquieren temperatura, irradiando ese calor a la estancia donde se ubican. El agua se va enfriando al ceder su calor y retorna al generador para volver a ser calentada y reiniciar de nuevo el circuito cerrado.

Instalación de radiadores

Se caracteriza porque el radiador tiene la entrada de agua caliente en la parte superior y la salida de agua fría en la parte inferior del lado contrario, teniendo dos tubos recorriendo el circuito, los cuales se ramifican para cada radiador. De esa manera el agua circula por todo el radiador asegurando su calentamiento total. Este tipo de instalación consta de una ida y un retorno general.

La entrada de agua caliente y la salida de agua fría se encuentran en la misma llave. La llave impulsa el agua caliente hasta el final del radiador. El agua sube y hace el circuito a la inversa hasta volver a salir fría por la misma llave, teniendo un solo tubo recorriendo el circuito. Hay que asegurarse de que el agua llegue hasta el final del radiador, de lo contrario el radiador no se calentará en su totalidad y restará eficiencia a la instalación.
Estas instalaciones contienen válvulas y detentores para poder abrir y cerrar cada circuito independientemente. También se pueden instalar cabezales termostáticos que se abren y se cierran autocontrolados por la temperatura ambiente de cada estancia. Y por último, los cabezales digitales, los cuales también son programables para que abran y cierren a horas concretas.

INSTALACION DE SISTEMA DE CALEFACCION

Instalación de radiadores

Se caracteriza porque el radiador tiene la entrada de agua caliente en la parte superior y la salida de agua fría en la parte inferior del lado contrario, teniendo dos tubos recorriendo el circuito, los cuales se ramifican para cada radiador. De esa manera el agua circula por todo el radiador asegurando su calentamiento total. Este tipo de instalación consta de una ida y un retorno general.

La entrada de agua caliente y la salida de agua fría se encuentran en la misma llave. La llave impulsa el agua caliente hasta el final del radiador. El agua sube y hace el circuito a la inversa hasta volver a salir fría por la misma llave, teniendo un solo tubo recorriendo el circuito. Hay que asegurarse de que el agua llegue hasta el final del radiador, de lo contrario el radiador no se calentará en su totalidad y restará eficiencia a la instalación.
Estas instalaciones contienen válvulas y detentores para poder abrir y cerrar cada circuito independientemente. También se pueden instalar cabezales termostáticos que se abren y se cierran autocontrolados por la temperatura ambiente de cada estancia. Y por último, los cabezales digitales, los cuales también son programables para que abran y cierren a horas concretas.

INSTALACION DE SISTEMA DE CALEFACCION

El radiador más común, debido a su bajo precio y poco peso, es el de aluminio. Otros radiadores son los de hierro fundido, que tienen un rendimiento mayor porque aguantan más el calor (inercia térmica) pero que son menos habituales porque son más caros y más pesados. También tenemos los radiadores de panel de chapa de acero, vienen fabricados en distintas longitudes, son los más económicos, pero también los menos eficientes.

Servicio de instalación de calefacción